Nitor

Viaje



Cuando me olvido del mundo
viendola tan linda,
deseo
que su risa sea una con la eternidad.
Quisiera ir a pasear
por aquel jardín,
recostarnos,
y pedirle al cielo que me enseñe
como sumergirme en ti.
encontrarnos
con El sol, y pedirle
algo de todo su calor
para abrigarte a ti,
y un poco a mí
mira que allí afuera en el mundo
basta la frialdad.
voy a ir al firmamento
en busca
de unas migajas de luz
para aquellas veladas
vacias de ti
y llenas de gélida nostalgia.
Que te dí
el universo entero,
astros, mi verano,
mi invierno y la luna llena
soñaré cada día
y que nuestro amor
mi vida
más que valer la pena,
siempre
valdrá la alegría .



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.