carlos obeso

Caminando por el tiempo

Sigue su curso el tiempo.

Se disuelve con la espuma de las olas

que llegan plenas de ilusión

a esta playa sin nombre

para tocar su arena

y así dejar su huella

aunque ya nadie la vea.

Se va escondiendo el sol

pintando de rojo carmín

los labios de las nubes

que colmaran de besos

cargados de ternura

las sonrojadas mejillas 

de la luna.

Día tras día

noche tras noche

latido a latido

el inevitable sonido del tic-tac

marcándonos el camino.

Ese camino del tiempo

que recorreré contigo...

siempre contigo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.