Alan J

Nana para mi pequeña

Cuando llega la noche concurrimos a muchas cosas,

unos concurren a la tristeza, al llanto, a la nostalgia

y hay otros más dichosos que concurren al amor.

 

Sin embargo cuando tu concurras al llanto

no te olvides de mi,

que junto a ti

también

velo

tus

sueños.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.