Cristian Jovani

MENUDO AUTOBUS

El olor de perfumes me relaja

y el tic-tac de reloj me adormece...

Poca cosa es del viento su azote

entretejido con la hojas del álamo

contra el vidrioso ventanal.

Ñam ñam hay gente que come

toc-toc sigue gente llamando a la puerta,

desaparece de un pestañeo el deleite

 con los tiempos musicales que se agotan.

¿Quién calamará este bullicio leve?

los rayos del sol se me asoman

menudo autobús.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.