Marah

Amargo cáliz

Gota a gota tu vino degusté fermentado:

la amargura alivié por mi vid tan añeja,

por mis viejos serones de coraje cargado,

mas la carga no alivio de tan cruel moraleja.

 

Si de Amor fue tu alcázar poderoso y dorado

me lastima que el tiempo sin piedad desmadeja;

el blasón no pudiste sostener elevado

porque fallan tus pies en la gran coroneja.

 

Cuando vi la aritmética deshacer tu alcancía

te doné piedras finas, mis abonos mil veces

y la savia dulzona de mi gran malvasía.

 

¡Mas de balde te di mis licores con creces:

tiene grietas mi copa…se quedó tan vacía…

sin espumas utópicas…sin las ácidas heces!

 

¡Sin embargo pareces:

la escultura del Atlas de cimiento profundo

por llevar en tus hombros los afanes del mundo!

 

 

Mariluz Reyes

 

 

Coroneja, también llamado Rayuela:

Juego infantil a la pata coja sobre rayas que se pintan en el suelo cruzadas y formando cuadros.  Entre los cuadros hay números...

 

Comentarios2

  • Alexandra L.

    Precioso, me ha impresionado la belleza de este poema.

    Feliz tarde, saludos, Alex.

  • María Isiszkt

    Que hermoso Mariposil, me ha gustado mucho entrar y ver tu versar
    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.