Francisco Gaitan Downs

JORBIN

JORBIN

Apenas tiene 19 años

la vida lo ha marcado,

en sus manos, el trabajo lo ha ceñido

y es tosco de sentimientos.

 

Ha cruzado fronteras

tras el amor y los sueños,

pero fue truncado

lo deportaron.

 

Sin ilusión y con sueños

sus maletas y dinero fueron robados,

de bienvenida lo maltrataron

aun mas, después de sufrir.

 

No ha llegado a su hogar

su madre lo espera.

Él  llora y deambula

por las calles de otra ciudad.

 

Me rompe el alma verlo aquí

jamás había visto sus ojos,

pero al escuchar su triste historia

me consume el corazón.

 

No sabe como irse

ni una moneda partida a la mitad tiene,

su estómago lo delató    

antes que me dijera.

 

No dude en recordar

cuando rechace mi almuerzo,

no me apetecía,

y sin dudar alguien lo deseaba.

 

No dormí esa noche

pues en silencio lloré,

al recordar mi desdicha

en no poder ayudar.

 

Y le abonó al cielo una humilde petición

en mis versos una paz,

al alma de un joven

que la vida marcó y en las calle murió.

   

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.