Abril Arely Ramos Perez

Me duele no platicar largas horas en libertad

No eras de mi propiedad ni de nadie,

No pedias más que una taza de café,

No buscabas cambiarme eras tan feliz,

Con tu cabello suelto al viento era feliz.

 

Nunca fuiste de mi propiedad y no lo quería,

tu elegiste tu camino, elegiste esa bella vida.

¿Quién era yo para negarte que fueras feliz?

¿Quién era yo  para negarte que fueras libre?

 

Solo era un ser más un ser lleno de libertad,

Tampoco quería que estuviera en cautiverio

No me duele que sea feliz o que finjas serlo

Me duele no platicar largas horas en libertad.

 

Es su decisión, fue muy cansado estar para

Alguien que nunca está ni para sí, y no seré

Quien espere largas horas, es feliz es libre, es

Quien quiere hace lo que quiere, no se detiene.

 

 

Comentarios1

  • benchy43

    Hermosa poesía, plasmada con franqueza y finura. Tal vez, también, con un dejo de melancolía.

    Cariños y felicitaciones por tu inspiración.

    Ruben.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.