Escribano

Hechas Un Nudo Nuestras Pieles

Hechas un nudo nuestras pieles
con su destreza rebelde
se buscan y repelen
como serpiente que a presa hiere.

El amor como arte
en ese juego de titanes
encuentra una escena divina 
o eterna o efímera o lasciva.

Pegadas aún con velcro
nuestras pieles se deshojan
pierden su viperina fuerza
y en sus cadenas de eco
valientes se enroscan.

Comentarios1

  • Farandula

    Pasión con amor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.