Oscar Perez

Disparos en la sien

Disparos en la sien

 

Vino y se marchó, como una bala

que abre nuestra piel, mas no se queda,

que desgarra el velo de esa seda

y en rojo lo tiñe, cual bengala.

 

Vino y se olvidó, ya rota el ala,

de este cuerpo gris que aún me enreda,

ello tras la herida en que la rueda

de su proyectil cruzó la sala.

 

Luego pues vivir se hizo a la mala,

fue ya un resistir sin más moneda

que aplaque el dolor que nos regala.

 

Vino y disparó, fue en la vereda,

queda un rastro allí que me señala,

rojo y baladí, que amor no queda.

 

http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

http://letraskiltras.ning.com

 

08 04 16



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.