Marah

Me atrevo a adivinar

Me atrevo adivinar con gran prudencia

la causa de tus besos otoñales,

las lágrimas me arrancas a raudales

tan sólo con oler tu rara esencia.

 

En tanto que tu boca se silencia

y tus ojos ocultan dos puñales,

parecen mis discursos torrenciales

que empapan la cortina de tu ausencia.

 

¡No juegues al azar, ni a los fantoches…

no creo que salpique tu rocío

el cáliz de una flor de oscuras noches!

 

¡No puede su libérrimo atavío

romper lo que me diste del estío,

tu abrigo tornasol de muchos broches!

 

 

Mariluz Reyes

Comentarios2

  • Armando Luna Pineda

    Excelente entrega amiga Mariluz Reyes, felicidades por darnos esta compocision presiosa, abrazo y bendicion-.

    • Marah

      Gracias amigo por leerme y por tu amable comentario, saludos cordiales

    • David Arthur

      .....En tanto que tu boca se silencia

      y tus ojos ocultan dos puñales,

      parecen mis discursos torrenciales

      que empapan la cortina de tu ausencia.......buen poema amiga Mariluz.

      Un abrazo amiga

      David




    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.