Lebusla

MI MENTE Y YO, LA LLUVIA Y LA NOCHE

MI MENTE Y YO, LA LLUVIA Y LA NOCHE

Cuando veníamos por el sendero
nos siguió la lluvia y sus gruesas gotas,
y ante lo copioso de su aguacero
nos es de escurrir hasta nuestras botas.

De continuar, hoy escampar debemos
ves, la recia lluvia como es ahora
en tanto mañana, si es que podemos
hay que salir al alba y en buena hora.

Si hoy la amable noche nos da su abrigo
habrá que soñar con nuestros amores
nosotros y ellas, y como testigos
silvestres lirios y frescos olores.

Si es que soñamos que lo oscuro acecha
no tengas tú miedo, que estás conmigo
porque entre sueños y las frescas flores
la espléndida noche nos da su abrigo.

Y si observamos que la lluvia es terca
cerca de aquel maizal y el rojo trigo
haremos el camino, a mano abierta
para así dejar esta fauna y flora.

Nos reuniremos con nuestros amores
y que una vez de terminado el viaje
luego de cambiarnos en otro traje
tú llevas los versos, yo llevo flores.

Lebusla
Derechos Reservados



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.