Clavelina

Mi azul cálido lejano

          Se alzan chispas de fuego ardiente,

rápida, vigorosamente,

asemejándose a esas flores rojas

tan perseguidas por mis mariposas.

¡Y es q todas vuelan hacia ti!

¡Qué desperdicio, se alejan de mí!

¿Dueña de qué soy

si mis memorias quieren el Sol?

No puedo aclamarte con frías palabras,

artificial calidez, que antes llameabas.

¿Entre tus paredes de brasas

quería yo encontrar la paz?

¿O qué clase de libertad

nace de pétalos de cadenas?

Era una presa en espera

de vientos de humilde frescor,

de ilusiones en una visión

bañada de mares

que acogían los pesares,

encarnadas en un llanto

ya muy seco, ¡lastimero!

Son tus palabras la melodía,

que quemando, abre los días.

Jamás es noche en esta flor

roja tuya. Siempre está vivo el calor.

Luz eterna aquí dentro:

amanecer de amor eterno,

que me hace extrañar la Luna,

también las alas del alma.

Tontas, inocentes mariposas,

que prefieren prisiones en tierras

cantando cual musas que besan

a su carcelero y sus paredes de seda.

¿Cuándo será que se abren

esos pétalos que saben

enamorar los vuelos

de jóvenes comienzos?

Que no sea noche perenne

en el momento en que los vientos regresen…

Comentarios2

  • KALITA_007

    MUY BUEN POEMA DEJAS PARA EL DELEITE DE ESTA COMUNIDAD..
    UN BESITO GRAND E PARA TI!!!
    BESOS

    • Clavelina

      Tú siempre tan atenta a los usuarios de esta red, Kalita! Creo que muchos te debemos el ser tan especial y siempre tener un comentario positivo para los poemas que llegan aquí. En verdad, te agradezco mucho todo pensamiento que dejas al leer cada poema. Que tengas un buen día!

    • Insomnioptera

      Ahhh, yo también extraño.
      cuando se va parece que todo se lo lleva... es una pena.
      ¡Y es q todas vuelan hacia ti!
      ¡Qué desperdicio, se alejan de mí!""
      Graciosamente nostálgico.
      UnBso

      • Clavelina

        Querida Grettell! Quizá sea cierta aquella frase que reza: En la carencia está el placer... Será necesario extrañar tanto? Es algo decepcionante saber que lo que extrañamos tal vez lo vamos perdiendo... o ya no volverá.
        Bueno, a lo mejor esas mariposas vuelvan a nosotras y no a esa persona que todo se lo lleva.
        Gracias por tu comentario y lectura! Ten un buen día!

        • Insomnioptera

          Pues no creo que en la cerencia esté precisamente el placer, tampoco de lleno en la presencia, extrañar... es dificil, uno puede llegar a la casa y encontrar todos los muebles cambiados de lugar y decir "qué extraño", pero no sentir melancolia por eso a no ser que lo que contempla le produzca sensaciones y luego emociones...
          Habría que encontrar la medida
          Gracias por esa respuesta tan reflexiva.
          UnBso



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.