syglesias

Nada queda entre nosotros que no sean Lágrimas



… Y en la noche, llorar cada uno en soledad de su cuarto esas lágrimas de olvido que nunca supimos derramar, juntos, evaluando lo ocurrido, para luego, aplicar con tiempo y espacio todo lo aprendido a causa de nuestros errores …

 

syglesias

Presenta:

 

Nada queda entre nosotros que no sean Lágrimas:

 

Ya nada queda entre nosotros que no sean lágrimas, arrepintiéndonos al mirarnos, guardando con tristeza la debida distancia de dos cuerpos que temblando por deseo cohibido, cuanto quisieran en verdad poder ser uno, pero sin consuelo habido, recuerdan con sumido dolor que hoy los separa un duro fracaso y una desilusión vivida en soledad…

Ya nada queda entre nosotros que no sean lágrimas, por reflejo del alma en el rostro, vistas caídas tardíamente al frio piso con callada voz, como lenguaje mudo de lamento sentido por un amor antes querido y dedicado que hoy sucumbe por olvido, dejándonos al estar cerca una sensación de odio como rencor que a su vez, en la mirada es amor…  

Ya nada queda entre nosotros que no sean lágrimas, que corren libres por la piel desnuda de nuestros cuerpos, esperando vanamente un regreso cada noche de puertas abiertas, sin ver nunca  llegar, creyendo por ansias reprimidas escuchar pasos del pasillo a los cuartos, al no lograr borrar que ciertas costumbres de juventud, son más fuertes que el desamor.   

-----------------------------------------------

Sergio Yglesias García

Caracas, 15/03/2016 09:00 AM.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.