Beatriz, la que te hace feliz!!!

La historia de un ángel

 

Melodí dijo hoy tengo que partir a un viaje soñado, al cual va con la mayor ilusión porque  cumplirá años en un crucero que sus padres se lo han regalado. Ya llegó  la hora, las despedidas, las lágrimas y ella se aleja, ya sola en  medio de su camarote siente que por primera vez esta sola y puede pensar, sentir y hasta gritar sin que nadie diga nada  por hacerlo, solo ella y su universo pero, no todo termina allí ¿porqué? por que todo va  a comenzar  en un momento. llega el aviso, llaman  a la puerta un camarero y  le comunica fiesta señorita  en el salón, Melodí que con su belleza espectacular y despampanantes de sus 17 años asistió  a la fiesta y fue blanco de las miradas de todos  de hombres y  mujeres, pero hubo uno en particular que había quedado flechado, logra escabullirse entre la gente del salón y  logra llegar hasta ella, y muy galante le dice “jamás pensé que una estrella estaría conmigo esta noche” Melodí impactada por esas palabras responde “ y yo pensé que el sol solo alumbraba de día” la noche transcurría  fue muy divertida bailaron, rieron, pero todo termino se despidieron y cada uno  fue a su camarote. Al otro día en su puerta encuentra una flor tan bella y la levanta lee la tarjeta que dice “gracias por una noche tan especial” “tu sol”.  nuevamente llega la noche y al dar un paseo  a la luz de la luna la encuentra, hablan largo tiempo, el muy caballero la invita  a tomar una copa, ella se excusa  por no aceptar, se despide y se retira, el desconcertado piensa ¿porqué? también se retira. Al día siguiente  es el caballero quien recibe  un presente pero no es una flor, es una botella de champagne cubierto de hielo y envuelta en un lienzo tan blanco que le llamó la atención  y una tarjeta que decía “acompáñame a brindar” “tu estrella” llega la noche se encuentran y ella lo lleva  a su camarote lo invita  a pasar, se deja notar una mesa muy bien puesta todo muy adecuado para un festejo, pero el caballero no se  atreve a preguntar porque, lo invita sentarse la velada se siente muy amena, muy amigable, cordial pero el caballero ya no aguanta la intriga que lo esta devorando y pregunta ¿porqué? refiriéndose  a la velada, ella responde cumplo 18 años y quiero festejarlo contigo si me lo permites y pasar una noche inolvidable, el cual el acepta  con mucho gusto. Al otro día el caballero se levanta queriendo despedirse al verla tan hermosa y en su cara reflejada la felicidad, la deja reposar, observa y se dice es un ángel y se retira. Al llegar  a su camarote ve un paquete, lo abre  y solo encuentra plumas blancas y radiantes y no entiende porque, ve una carta la abre,  la lee, donde solo encuentra estas palabras “me gané mis  alas, aprendí a amar”. Desconcertado y sorprendido se dirige  nuevamente al camarote  de la niña entra y solo encuentra en su cama las mismas plumas que el había encontrado en la suya cuando volvió  a su camarote y respondiendo a las palabras de la carta entre sollozos y lágrimas dice “yo también aprendí a amar”

 

Beatriz Fernández

                                                                                                                

Comentarios7

  • KALITA_007

    ES HERMOSO TU POEMA DIVINO PARA LLEVARLO A FASVORITOS..
    UN BESO A TI....
    DIVINO........................

  • marilu35

    BETI MUY BELLO EN VERDAD EL AMOR SE ENCUENTRA DONDE MENOS SE IMAGINA... FELICIDADES.
    SALUDOS.

  • LEV

    BELLISIMO POEMA AMIGA.

    UN ABRAZO=)

  • K-17

    K LINDO POEMA DE VERDAD LLENO DE SENTIMIENTO UNA HISTORIA QUE PENETRA MAS AYA DE TU CUERPO FELICIDADES QUE BUENA LIRIK
    KAREN

    • Beatriz, la que te hace feliz!!!

      Gracias k-17 es bello saber que has leido y te gustado mi historia, besos y abrazos Bea...

      • K-17

        SI ES HERMOSISIMA =

      • K-17

      • Pegaso poeta

        Excelente historia...
        Saludos

      • PoemasDeLaSu

        Tus bellas palabras de hoy me emocionaron.
        Precioso. Un besote en el corazón,.
        Abrazos Bety



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.