Richard Soriano

A SU AMADA


Amada mía, béseme con los besos de sus labios,
dejadme llegar a lo oculto de su mirada,
a soñar cada día con el diáfano alba que esperaba,
en el que le tendría por siempre entre mis brazos.


Espero me permita abrigar su soledad
y disipar sus miedos.
Déjeme crear una canción para usted
inspirado en su gracia, su existir,
que ojalá sea para mi fortuna en el amor.


Acércate, dulce amada,
besa con esos labios,
secos de tanta amar en silencios,
acelera tu pecho aquí con tus latidos,
que queda en mí un beso prohibido,
cuando sé, que estás a la intemperie,
de un deseo en sombras,
como las penumbras,
que hoy desatas porque hoy me amas...
Emy5


Con un beso de su boca
mi mar vuelve a la calma,
un beso suyo me da aliento,
sentir su respiración,
acercar su pecho junto al mío,
y hacer música con los latidos
de nuestros corazones.
(Aporte de mi amada Huldiz).



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.