Carlos Brid

ESPERA

ESPERA Para que vuelvan envueltas en mantas de seda esas noches extraviadas. los instantes vírgenes en el cuenco del deseo. Para que las crestas de la mar, que siempre golpean insolentes, besen los pies de los distraídos. para que los tesoros que guardan los océanos, tapados de oscuro cieno, emerjan en alfombras de algas. Para que en las orillas despejadas, estén erguidas las figuras, con los rostros esculpidos, con la remembranza guardada. Yo espero con el desvarío del insomnio, que vuelvan las señales, que se enciendan los faros y desaparezcan las costas donde se estrellan los náufragos. Carlos Brid Derechos reservados


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.