Jesus A. Cruz

Amor amor


Somos listones enredados,
no sabemos que queremos,
no sabemos a quien queremos,
y aun así me atrevo a decirte que eres el poema que me hizo poeta.
Amor, dejemos nuestras puntas en este poema,
convirtámonos en un árbol, yo seré el tranco y tu la raíz, yo seré las ramas y tu las hojas...
Pero antes que nada: envolvámonos bien nuestros listones...
¿que te parece, amor mio?


Yo me atrevo amor a vivir este amor
En medio de mil dunas
y al poniente
baja la tarde indiferente
mientras tu, en un estado
de albergo, acaricias
mis hombros dulcemente.
Se anuncia un clamor de miel es
ese dulzor de labios encontrados
el viento nos arrulla como a dos
alondras , el trigo nos mece
en un bamboleo, donde el cielo
es el techo de una pasión
que crece y una llama ardiente
que desborda en creces
Quiero sentirte, tan cerca
para escuchar como laten
juntos nuestros corazones
y perderme en el ensueño
de este amor, mil veces
amor, abrir mis ojos
verte, que me sostengas
fuertemente y no perderte.
Unidos nuestros lazos
para siempre
¿Qué te parece amor?...

Nélida Moni


amor amor
tu ausencia que me acaricia la soledad
que acostumbrada a ti se a vuelto
ya que no te pide mas
que un sin fin de besos
enredados en nuestro ardor
en las llamas que nos empapan
sabiendo a delicia
tu placer y el mio
dándonos y cediendo
pero siempre tan sedientos
de nosotros mismo
del holocausto de nuestros cuerpos.
Eugenia Villamizar


Amor, mi amor...
No digas mas, espérame con tu cuerpo dulcisimo y versátil, con tus manos de agua, y tu alma fluyendo en este poema...
Amor, mi amor...
Aguárdame una semana mas, para pensarte, saber como llegarte, penetrarte, unirte a mi...
Manten los ojos abiertos, o mejor ciérralos porque cuando te vea voy a besarte, hacerte mía, mía, solo mía, amor...


Labios de amor apresurado, ojos , llenos de pasión
Grandes manos que queman e incitan a volverme hacia tu rostro y besarte, llegarte
hasta quebrarme.
Me sumerjo en tu interno
y a tu sombra abordo, tu noche que entre aire y
fiebre se debate, suave y furia, sangre y sangre,
oro, luna , sol, corren a saciarse.
Nélida Moni



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.