facundo perkins

El Portal

 

Sagrada esencia de tiempos inmemoriales

en las noches inspiraste sabios ejemplos

en torno a tu calor se reunían los mortales

resplandor áureo les revelabas los misterios

 

En tus siluetas, el presente es lejano eco

misteriosa llama desnudas nuestros secretos

al origen de la vida nos trasladas

cuando el Creador te hizo amor en nuestro pecho

 

Al principio eras magma de la vida

dando a tu paso forma al universo

tu ardor nos recuerda a cada instante

que la vida sin fervor,es frío eterno

 

Místico portal hacia el incierto tiempo

odalisca candorosa danzas al viento

nos cautivas con tu encendida piel refulgente

mientras tus ascuas encienden un recuerdo

 

vivo ardes en las risas de los niños

ardes lozano en aquellos que se aman

la ilusión es heno en tus eras

la esperanza es centella que te enciende

 

maduramos y entonces te ignoramos

te echamos agua con excusas y pretextos

somos mar gélido, cuando erosionas en el alma

te vuelves piedra en las frías aguas de la indolencia

 

en ocasiones te transmutas en abrazos

en tizones que avivan al que sueña

paciencia que contra esperanza espera

eres bonanza en tiempos de tormenta

 

Antorcha olímpica en el brasero del humilde

sonriente alba en su crepuscular existencia

con tu candor acunas una hollada y negra pava

hierve la vida entre hollín, risas y miseria.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.