argantonio

Las piedras hablan

El desierto está plagado de fortificaciones

Porque hábía que arrancar la tierra a sus poseedores

Querían convertirse en señores los invasores

Y se usaron como estandartes las religiones

 

En los muros pétreos aparecen mujeres desnudas

Estas divinidades ofrecen hermosos senos

De alimenticias y prometedoras sustancias llenos

Así aparecen estas expresivas diosas, mudas

 

Al grito de !Alá es grande!

Se decapitába y se rezaba

Y se erigía un templo

 

En nombre de Cristo se mataba

Haremos lo que Dios mande

Y daban un pseudo-cristiano ejemplo

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.