Aviador nocturno

Con tus magnolias

Mujer en virtud de tus huesos

Venus

De abrazos lejísimos

 

Tu belleza pese a

Me sostiene lo vivo

Y el temporizador

Me deja verte entera

Tu espalda como un óleo…

 

Y hallo tu sexo

Y se despierta el mío

Y me deseo las veinticuatro

Horas encerrado con tus magnolias

 

Vida…

Y canto solo blancos himnos

Entre tus manzanas dulces

Ya me miro

Llegando al pie

Y roto de tu cama

Tan ávido te beso

Y

Te acaricio hasta la almohada



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.