Sergio8336

Añoranza



Tus ojos me enseñaron a mirar el amor
Tus labios a sentirle el sabor
Tus manos a reconocer una caricia
Tu piel a sentir el placer por una delicia
Tu cuerpo desnudo la geografía
Tu suspiro un lenguaje inspirador
Tu adiós la melancolía
Tu reencuentro una melodía



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.