poetryman

4 PLUMAS

Tentado a seguir la senda del dios

de los deseos,

la hipnótica flauta de Pan, la lira

perenne de Orfeo,

o el ulular de las bacantes

ave migrante que va de un sueño a otro

nunca los bosques han estado tan sedientos,

ni los mares abandonados.

El cuervo tiene la frente triste,

lleva la derrota en el corazón

ha perdido las plumas del valor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.