Dcito

Mirar atrás

Soy el polvo
y la suciedad.
Miro atrás y
me destrozo,
como la columna de sal
inmemorable acto,
sucumbo ante la atrocidad
de la permisiva integridad
de pobre inocencia,
de un joven trastornado
por la persecución
y absurda acción
del pobre niño indefenso.

Simplemente sucumbo.

Comentarios1

  • nelida moni

    HERMOSO Y TRISTE
    mi afecto amigo
    Nélida



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.