Lucy Quaglia

Que el sol

Que el sol se acueste temprano

Y que no salga mañana,

Que se nos vaya despacio

A encontrar las cosas raras

En el espacio infinito.

 

Que no venga de paseo,

Que se torture solito

Y que alumbre con su pelo

Los rayos de la esperanza

Desde el azul de los cielos.

 

Que la estrella reine sola

Sin la luna ni la tierra

Ni Marte ni otros planetas

Que suben en el espacio

Sin recorrer escaleras.

 

Que los grillos y los sapos

Canten canciones de cuna

Y las manos de mis brazos

Vuelen en dibujos raros

De firuletes de espuma.

 

Que encuentre pinceles grandes

Que nadie quiera comprar

Para pintar los colores

De prados verdes o blancos

Mientras vamos a jugar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.