Carlos E. Guevara Piminchumo

Primavera de Chocolate

Versos de besos,
con sabor a chocolate y vainilla,
el pasto ha nacido en tu pupila
en tus manos está el verano
donde mi cuerpo sentía otoño con sabor a naranja.

No basta con pedir silencio
ni 5 cosas para tenerte,
la hecatombe del diablo ya pasó,
el cielo sí existe,
los versos son el lenguaje del alma;
aquel puente entre lo desconocido y lo real.

Versos de besos
se apasionan cuando tus manos me recorren
cuando acaricias suavemente mi rostro;
cuando simplemente irradias luz en el día oscuro,
no basta con mirarte ni tocarte,
no es suficiente, nada ni todo,
así y en viceversa.

La primavera ha llegado a joder al invierno,
lo ha calentado en tus abrazos,
ha florecido con tus besos
y yo, simplemente he sonreído
porque tú lo haz hecho.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.