Manonle

TE CONOZCO

TE CONOZCO

 

Te conozco, !Hasta tal punto!

Parece que te hubiera rajado las entrañas,

luego yo, y las hubiéramos intercambiado.

 

Te conozco, donde ya no se distinguen

las arenas, desde la remota orilla,

con el azul pasillo distante, te veo.

 

Te conozco, los perfiles,

las siluetas y los esquemas

del fino tapiz bordado ¡Hasta tal punto!

Te conozco

 

Allá, por donde se fuga el amor

y empieza el odio, devoro.

 

En las inmediaciones de tu Ego,

inmerso en tu ciencia, gravito,

y lento ¡Muy lento querida!

Observo y entiendo.

 

Hay ausencia de métrica,

y sé que te invita a dudar,

a cuestionar palabra y verso.

 

¡Pues te conozco! Gritaré,

tan seguro estoy de conocerte,

que no cambio las formas,

al escribir, al escuchar, al besar,

ahogado o libre,

te conozco y gritaré.

 

Sé que me abandoné en ti,

que la agrietada roca

en la que me siento,

es de marfil.

 

De la condescendencia,

de los reproches con rosas,

de tu vida y otras cosas,

de la indiferencia,

está agrietada

 

Y embadurnado,

siendo presa incapaz,

ronda en mí la pena,

que aguarda llena,

en su saca,

de vítores y gentileza

 

¡Hasta tal punto!

llega mi conocimiento,

y sólo, sólo por eso,

me pregunto querida,

si me conoces

y ya estás escribiendo tus versos.

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.