Santiago Miranda

Viernes de cenizas

Hay golpes en la vida, tan fuertes...
Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
(C. Vallejo).

 

Cada cúal con su cruz
la he visto, pequeña...
o agigantada...
(mi perspectiva es complicada)
sobre tu espalda
dejando en la postura marcas
desfilando en las paradas
en las ferias encamadas
marchando en-protestadas
las ha visto pequeñas...
marchitando
sobre nuestra triste camada
desválidos huérfanos sin fe
a cada cual una divina llamada
huellas en el carácter
quedan
franjas en la estructura del alma
lo sumiso, frágil, comprensivo; lo sabio
en la arenisca reposa. del espíritu
las he visto, pequeñas...
quedan las pisadas
la mirada atronadora
mide el peso de la cruzada
sobre el tenso de la lona
llora..
un anciano ha caído.
¿alguno acudirá a su auxilio?

 

Vamos todos envejeciendo
cumpliendo tal penitencia
a lo largo del camino
en silencio, el olvido
en las caras, en los ojos
vidriosas lagunas
almas agujereadas
por cruces y sus puntas
de un Dios incomprensible
levantamos la llamada...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.