Sarai Salame

Ven

Ven, hablemos si es necesario.

Esta noche dejemos que la luna y las estrellas sean testigos de este

gran acto un tanto alentador como una flor sin amor,

mientras nuestras almas caen en llanto sin un final

con una bocal que las sostiene y las abstiene.

 

Ven, que esta noche nos pertenece.

 

-Saraí Salame.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.