poetryman

LA RAZON DE LA FE

Vacuo de palabras, ensimismado

en las obras de un dia que parece sin fin

la columna de humo lejos de contaminar

señala un límite de desconocida trascendencia,

el agua nos fue dada y la bebimos a sorbo

despreciándola por la cerveza y el vino,

lo mismo hemos hecho con el pan y el trigo.

Nos hemos vestidos con jirones

pudiendo vestirnos con regios trajes,

la miseria de la publicidad ha inundado

nuestras mentes...

Escarbando en las ecuaciones,

interrogando la oscuridad ¿Hará brillar la luz?

nuestra conciencia nos observa y nos juzga

¡pobres criaturas necesitadas de salvación!

que creemos poseerlo todo.

Al menos cuento con tus besos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.