Hugo Blair M.

SUSURROS DE DESPECHO

Ya alucinan susurros de despecho,

donde habitan ausencias y lamentos;

solo me quedan frágiles fragmentos,

saetas de un amor insatisfecho.

 

Un silencio penetra tan profundo

las penumbras cautivas de la noche;

ya no hay ninguna noche sin reproche;

a la locura voy... allí me hundo.

 

A tajo abierto... al epicentro mismo,

lo que por ti siento ya no lo entiendo,

la esperanza he perdido... y me confundo.

 

Mi corazón lanzado entre tu abismo,

no será el bumerán que va partiendo

y que después retorna a tu vil mundo.

 

Hugo Blair M.

Todos los derechos reservados©



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.