angelillo201

La Virgen de Hierro.



(Dedicado a mí amiga que nunca falla, María)

OH tu Virgen certera

De pecho descubierto

Que se lleva la mano

Directa  al corazón

Con una flecha.

Golpe atinado que vibra

En el fluir de la vida

Palabra que mana de tu lengua

Hacia el resto de mujeres

Que lamen sus sucias heridas.

Violencia honda

Que brota

cual fecundo manantial

cuando se hunde el bastón

y la cruz.

 

Expuesta en el altar

Bienaventurada tú

Virgen

Que no alumbras y brillas

Ríes con pudor

Cuando lloran los hombres

Contemplando contentos

Tú comedia

Y su  obra.

¡ La mujer perfecta ¡

Virgen

Pura

Y distante.

Virgen del terror

de las hierbas

y de las flores

Enemiga declarada

de los ríos

de las naciones

Y  los mares.

Oh, Nosotros

 

Lunáticos

 

Amamos y amaremos

A la mujer

Cuando es de hielo.

Virgen de hierro

Que has sido tallada

En un altar de convento.

Bendice a quién te maldice

Tan cerca y tan lejos de ti

Preñados y preñadas

de libros

 

Amen.

Angelillo de Uixó.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.