sal99

La luna

No me digas nunca que soy como la luna,

ella no es como yo en lo mas minimo.

Ella no brilla por si sola, ni es poderosa.

Para poder alumbrar debe reflejar la luz del sol,

y yo, yo soy mas brillante que el mismo.

No necesito de nadie mas para que me noten,

mi fuerza es mas potente que la suya.

Nunca me digas que soy como la luna,

soy mas grande que ella.

A la luna la puedes ver con su esplendor en las noches,

y yo soy visible con toda mi belleza en cualquier momento.

La luna depende de la orbita de la tierra,

yo soy independiente.

A ella la ha alcanzado el hombre,

pero yo, aun soy inalcanzable para el.

No me digas que soy o me parezco a ella,

ya que ella no tiene vida y yo estoy llena de esta.

Jamas me digas que soy como la luna,

yo soy mas valiosa que ella.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.