Bardobohemio

La poesía que se pudre.

No sé cuántas veces he estado dudando de mí,

No sé cuántas veces he golpeado la mesa por ser muy cobarde

No sé cuántas veces he golpeado la pared por no ser decidido

Y mirar mis nudillos temblando y la sangre haciéndose cada vez más espesa

Y grande.

Solo, esperando.

Mientras me vuelvo loco

Ellas están fuera

Bailando y riendo

Con muchachos divertidos.

Mientras yo solo espero sentado y pensando

En mi sillón

Con el Mp3 prendido reproduciendo la misma música

 Melancólica de mierda.

¿Qué carajos quieres?

A ti tal vez.

No sé a dónde llego a parar

Pero siempre es la misma estupidez.

Llego solo y con miedo de la gente.

Cursi, cursi, cursi.

¡Pero si lo que hago no es más que escribir toda la mierda que llevo dentro!

Los sueños se arrastran como serpientes y se esconden de mí.

¡No! no necesito una chica ni estoy arrecho.

Pero necesito a alguien con quien matar al bastardo del tiempo.

¡No puedes, eres muy poco para ella, además pareces imbécil!

Por eso espero, hasta que dejes de pensar que soy un imbécil.

Y que puedo ser como ellos o mejor aún, puedo ser sincero.

Te comiste mis chocolates.

No los quería.

Si no a ti.

Al parecer todo llegara tarde para mí.

Nunca tuve enamorada.

Una chica de 3 o 4 días no significa nada.

Amistad al amor,

He ahí una grieta muy vasta para cruzar.

Yo nunca la cruce por mi miedo a las alturas.

Otros valientes si lo hicieron y yo los vi, aferrándose

A la que esperaba vacilantemente al otro lado.

Y yo solo me fui a mi rincón a velar por ellas.

Pensar en chicas sin tocarlas ni hablarlas.

¡Vaya mierda de perdedor que eres!  ¡Me das asco!

Pero, no puedo dejar de ver esas fotos.

Mientras reparte besos

Y tiene amigos lindos

A los cuales llama amigos.

Yo sigo en el ruedo de esperar una mejora.

Las prostitutas y las bebidas a las que me aferre

Desde muy temprano antes de cumplir los 18 años

Funcionaron bien, pero siempre después de eso

Sigue esa cosa, ¡eso! ¡Eso! ¡Eso que me aterra!

El vacío. Y encima todo se jodió peor.

Vaya mierda.

¡Depresión! ¡Depresión! ¡Depresión! ¡Depresión!

¡Ve a un psicólogo! ¡Hazte un chequeo tal vez agarraste algo!

¿Qué están haciendo en la casa de la juventud?

¿Que no me invitaron?

Creo que me dieron la dirección errónea y me fui

A la fauna de los acabados en la lista negra de la señora muerte.

El lugar es bonito pero solo veo caras destrozadas.

¿Dónde están las chicas lindas?

¿En la casa de la juventud con chicos lindos y divertidos?

Vaya… de lo que me pierdo…

Pero se está bien aquí, nadie habla, nadie comenta nada.

Este lugar es raro hace poco nomas me entere:

Omar se volvió homosexual

Y mi padre se suicidó en Bolivia.

¿Quién quiere bailar reggaetón?

¡Pero que estúpido eres Rodrigo! ¡Ya nadie te soporta!

¿Y ese bigote estúpido? ¡Ve al gimnasio!

 ¡Hijo aféitate! ¡Que dirán las chicas! 

Madre no tengo chicas.

¡¡Que……..!!!

Perdedores con caras deformadas

Que crecen amargados y se emborrachan y a los 40 años

Conviven con mujeres gordas y grasientas a las cuales embarazan

Y salen hijos sin saber la vida desgraciada que les llega.

Esposos cansados y golpeando a sus esposas.

Chicos y chicas con mala suerte

Llorando cada noche en su esquina del cuarto

Otros escribiendo mientras lloran:

Poemas de amor, poemas de odio, poemas surrealistas, poemas estúpidos, poemas, poemas, poemas…

Pero yo no lloro.

Yo no sé qué pensar y ¿tú qué piensas?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.