almarguzgo

ESCUCHA

Escucha.

Entre tantos sonidos estrepitosos,

La lluvia cae sobre el asfalto.

 

Su dulce y afable caer sobre los hombres

Refresca los pensamientos que el alma guarda.

 

Escucha.

Entre tantos sonidos estrepitosos

El viento canta una canción.

 

Su hermosa tonada trae al presente recuerdos,

Recuerdos del pueril vivir.

 

Escucha.

Entre tantos sonidos estrepitosos,

La tierra cruje.

 

Su deslumbrante fuerza da coraje

Y transforma al más cobarde en el más valiente.

 

Escucha.

Entre tantos sonidos estrepitosos

El fuego arde intensamente.

 

Su mutable y sagaz forma que consume,

Apasiona y al mismo tiempo descontrola a todo ente.

 

Silencio. Despréndete de todos los incómodos y despreciables sonidos,

Toma un profundo respiro y escucha.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.