poetryman

LUMBRE

Ciego de lumbre, de furor visceral

persigo la muerte en tu muerte

sabiendo que me esperan mil huríes

y un universo de lascivias pasiones,

de niño me han inculcado esto

y lo creo, lo creo a morir en llamas

porque el morir es vivir para mí

para un Dios vengativo hecho a mí semejanza,

la lumbre proteica me llena

de lunaicas pasiones, también son los ingredientes

funestos de mi locura y de mi celo

fervoroso, soy el imán de tu muerte

la consigna última de mi vida,

el héroes, en que tu muerte, me convierte

entre los míos, que locamente creemos

servir a un Dios que manda a matar

en su nombre,

cegado de lumbre corro a la oscuridad

para regocijarme en tu dolor y esperar

por el próximo golpe, hoy es Bruselas,

ayer fue París, ¿Mañana? No lo sé

solo sé que mi odio es satisfecho

 

y que mil huríes esperan por mí.

Y el angel que todo lo ve me dice:

¡tonto!, no hay huríes que te esperen,

ni profeta a quien seguir.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.