Eugenia Villamizar

EL ARTE DE LA CASTA

Potencial crecimiento, deseoso de infraestructuras impresionantes

Desarrollando a la economía circulante

Polución ferviente por la inhumanidad, a donde fue nuestra dignidad?

Se hunde en el antropocentrismo, centrando así la perturbación como centro del ser humano

De ese centro que se define por rituales antiquísimos

 

 

Mitológicamente hablando el toro visto de manera benevolente

Antes del nacimiento de cristo, como un juego sin que rodara sangre

Y en los tiempos de roma como un ritual pagano

Acoplando la actualidad desde su origen los griegos definieron la barbaridad llamada tauromaquia

Finalmente incluyéndola en nuestras culturas y costumbres

Volviendo arte tal acto de crueldad

Hallando fruición de aquella ceremonia que ni propia es de nuestras regiones

Volviéndonos seres humanos gozosos del derramamiento de sangre

 

 

Nuestra cultura haya sus raíces en la civilización

Aquella de la cual todos nos nutrimos

Encontrando como capullo protector la dignificación de los animales no humanos

Como seres con deberes protegidos por el estado

Dejando el fin utilitarista, cobijándolos de la dignidad que ellos por ser de nuestro ecosistema merecen, reconociéndolos de forma benévola

Hallando así el medio de las leyes para converger en un fin bienhechor

Comentarios2

  • Eugenia Villamizar

    Amigo las diferencias enriquecen nuestro conocimiento, gracias por dejar plasmado tu conocimiento.

  • Giovanna Castellanos

    Simplemente, permitame el atrevimiento a extenderle una felicitación por tan completo y bello poema, lleno de inteligencia. Sin mas, siga escribiendo. Saludos desde México-

    • Eugenia Villamizar

      Gracias Querida, tus palabras son muy agradables e inspiradoras para mi.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.