Geovany Tapia

Uno solo ser.

Que bonitas son aquellas tarde en las que el ambiente se llena de tu belleza y tu ternura.

Cuando los rayos de sol iluminan tu sonrisa y deslumbras a tu alrededor.

¡Pero que bonito! Cuando siento el calor de tu boca en la mía, regalándome la miel de tus labios.

Hermoso es reflejarme en tus pupilas color marrón y que sepas cuanto te amo.

Sé la posición en que te gusta colocar tus manos con las mías cuando caminamos juntos.

También sé que cuando me voy te gusta despedirte de dos besos, no tres, no uno... Dos, y un abrazo.

El calor que me brindas al descansar en mi pecho no es comparable ni con el calor del orco.

Amo el olor que dejas en mi ropa después de una tarde juntos, Amo el aroma de tu cuerpo desnudo en mi piel.

Y darte aquellos besos en la frente es magnifico siento que devoró tu ternura y tu cariño.

Hermosos los momentos, preciosas las horas, únicos los minutos, fantástios los segundos contigo. 

¡Solo contigo!

Que bello fue el destino, bondadoso, al colocar tus mejillas en mi camino.

Camino que ahora comparto contigo y es fácil caminar por que somos uno solo.

Un solo ser, que por tu amor podrá ser, lo que siempre quizó ser. 

 

Geovany Tapia

 

Comentarios1

  • nelida moni

    Geo, hoy te luciste con bello relato de
    amor
    Un abrazo
    NĂ©lida

    • Geovany Tapia

      Muchas gracias Nelida. Me gusta bastante saber que sea de tu agrado.
      Un gran abrazo.
      Geovany.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.