anzuna

HABLAR...ES DARLE VIDA A LA PALABRA


AVISO DE AUSENCIA DE anzuna
Si no estoy, es que me fui a visitar el otro mundo y como todo poeta estoy esperando la resurrección de mis versos en sus oídos.

HABLAR...ES DARLE VIDA A LA PALABRA

 


Yo creo que el silencio es muerte

cuando la palabra es prisionera del miedo

Decir: ¡BASTA YA!

¡ALTO A LA GUERRA¡

es darle vida a la palabra

y convertirla en viento

...viento de paz

..viento de aliento

para aquellos que aún mueren

en esa gran tormenta del desierto

 


En Irak, Libia, Siria

donde la primavera eterna de la guerra duerme

las balas salen de la boca de los cañones

Los cañones hablan con su boca de fuego... y matan niños

Y nuestro silencio

agoniza en la más plena indiferencia

 


Hay quienes por unas cuantas monedas

Se vuelven mudos y sordos Y cómplices

y de su boca sólo salen palabras de aliento

para atizar aún más el fuego

de esa gran tormenta

de bombas y misiles

 


La televisión nos está vendiendo una guerra prefabricada

¡La de Las Galaxias se quedó sin taquilla!

En Oriente medio los niños se quedaron sin ojos para verla

sin manos para aplaudirla

y sin pies para correr

De tantas bombas que caen

la pantalla del cielo se ha oscurecido

 


Hay varios demonios en medio de esta guerra

(Bush,Saddan, el Estado Islámico, Obama, La OTAN)

no se sabe quiénes son los malos

o los más buenos de los malos

las encuestas dicen

que casi todos

tienen altos niveles de crueldad

 


En Oriente medio, cuando la guerra de Irak-

los Emiratos Árabes, se siguen llenando los bolsillos

del sudor negro de la Tierra llamado petróleo

y se vendieron al mejor postor


En los estados Unidos Las Torres gemelas

se acostaron prendidas de fuego

El teatro fue montado para que todos creyéramos

que Osama Bin Laden era el cuervo

que iba a calmar la sed de sangre de la OTAN

 

Ahora el desierto de Iak, Libia, Siria, Egipto

se volvió más desierto y desolado que antes

y la gente huye de la guerra

por todos los caminos de la Tierra

y los que armaron la guerra los desprecian

 

Mi alma llora de tristeza y alza vuelo

llevando esta oración sobre ese cielo oscuro

de Oriente medio

y con mis súplicas trataré de aclarar el día

para sentirme dentro de mi

...más tranquilo

...más liviano


Mis palabras se irán con el viento

a unirse con miles y miles de palabras

de gente que odia las guerras

y para ver si así se apacigua

¡esa gran tormenta en el desierto¡



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.