Mary Cullen

¡Anhelándote a mis pies!♥



Cada día imagino la divinidad de tu desnudez,

Mi sádica mente te proyecta en sumisión total,

Excitada por la sensación de tenerte a mis pies,

El deseo me corroe por desgarrar tu virginidad anal,

 

Mis cuerdas juguetonas te esperan sobre el Mesón,

Me arden las manos por azotar tu fuerte espalda.

Disfruto domar a una bestia y doblegar su razón,

No quiero solo tu cuerpo, vas a Entrégame tu alma,

 

Quizás sea retorcida, Quizás sea Demente, Quizás sea Inmoral, Quizás sea una depravada…

¿Acaso importa lo que soy?  

Todos anhelamos fantasías, No es mi culpa que las mías sean contrarías a los gustos de todo el Mundo.

Comentarios4

  • gaston campano

    Sádica monumental con una picarezca ganas de verlo arrodillado,el deseo es fantacioso cuando se esta lejano de e´l, pero al regresar los deseos se desvanecen dando paso a la suavidad, un beso mordiendo tus labios.

    • Mary Cullen

      Hola, Amigo :) Bueno, lo escribí porque se que te va el Erotismo..
      Un abrazo,
      Mary

    • alma_28

      muy bueno amiga
      me gusta
      un abrazo

      • Mary Cullen

        Amiga, Gracias por tu visita...^^
        besos
        Mary

      • Hermes Antonio Varillas Labrador

        Qué bien la aclaratoria, y menos mal que sólo son fantasías, poetisa Mary Cullen... pobre del que caiga en tus garras a tus pies...causa hasta terror tu erotismo tan fuerte y directo, sin delicadeza, sin ternura, sólo pasión extrema y hasta una loca forma de sadomasoquismo.. je je je
        Saludos cordiales y mucho éxito con tus fantasías.

        • Mary Cullen

          Hola migo, jajajaja ;)
          Bueno, la mentalidad de una mujer Domina siempre lleva sutileza..
          Feliz dia :D
          Un beso..
          Mary

        • Jordán cárdenas

          muy erotica me hace recordar a las del italiano decameron en la escena 26



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.