josemiguel

Cada vez que no me ves

Cada vez que no me ves, tu rostro se torna hostil ,
Y tu genio belicoso, dime por qué es así;
Si tanto dudas de mi, cómprate una cadena ,
Y átame a tu cintura y así libras tu condena.

 

Como perrito faldero llévame por donde vayas,
Pero suelta ese calvario que entre tus lágrimas callas;
Sin querer ver más allá del sentido y la razón,
Siempre culpándome a mi, cuando eres tú quien falla.

 

Te sientes tan insegura, de tu propio proceder,
Sin reconocer valores, que tienes como mujer;
¡ Mala tuya ! Porque mía no lo es y eso te lo aseguro,
Y aunque quieras apresarme ,sigo siendo menos tuyo.

 

De todo te estás quejando , en cuanto a mi comportar ,
Pero creo que ni Cristo, ya te pueda soportar;
Yo prefiero verte libre como el viento silencioso,
Antes que sin remedio,todo acabe entre nosotros.

 

Tú lo tomas o lo dejas, yo tengo mi decisión ,
Cada quien por su camino a buscar nuevos senderos;
Mira el ejemplo de un árbol que se han secado sus ramas,
Que si él mismo se ama, vuelve a retoñar de nuevo.

 

Copyright "©" Derechos Reservados 2016
José Miguel (chemiguel) Pérez Amézquita



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.