HectorFlores

El genio en todo.

Y de un objeto encantando librarse un genio aprisionado. 

De oro, de plata, o de bronce encontrase el objeto empolvado en recuerdos de lamentos, o de divinas gracias... 

El genio solo preguntaría cuales respuestas obtuviera, y los deseos cumplidos que guardaba en sus azules ojos por mística magia no podrían liberarse jamás a palabras de un mortal, quien nunca supo que el poder detrás del deseo no es buscar el objeto a cual frotar, solo un genio que venga de cualquier todo  y que podamos liberar... 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.