Francisco VV

El niño del centeno

Jugando entre el centeno

Está feliz mi niño lindo,

 

 

Que no tiene pasado presente

Sino un futuro siempre verde.

 

 

Niño, padre del hombre,

Luz de un día perenne.

Niño, de la Creación rubor,

De la humanidad Limbo.

 

 

Abre tus alas

Y ponte a volar,

Líbrame de la larva

Y del fuego abismal.

 

 

Más dame tu mano,

Para que sepas que la edad

No es una brecha a la amistad.

 

 

Y recuerda, mi niño:

Si me ayudas, otros te ayudarán,

Como lo hice yo contigo.

Comentarios1

  • Maria Hodunok.

    Bonitos versos que nos dejan una gran enseñanza de amistad.
    Encantada de leerte Francisco.
    Una pequeña obra de arte.
    Felicitaciones.

    Cariños.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.