Virginia I Rojas

Mi última jugada

Hasta aquí he llegado,

me voy a rendir a tus pies.

No puedo combatir con un experto,

con alguien que sabe de traición.

Sé que perderé,

lo sé.

 

Estoy empeñada siempre en ganar,

pero ahora es imposible.

Tienes toda la ventaja;

tienes mi verdadero amor,

el que te acompaña.

¿Y qué tengo yo de ti?

Nada.

 

Mas sin embargo,

No voy a renunciar sin antes jugar.

Quizá una mala jugada te haga perder,

me demuestres afecto, cariño, consideración...

Y así ganaré.

Todo es un juego,

y me encanta.

 

Ésta será mi última jugada.

Y si no puedo, ya no intento nada.

Voy a caer rendida sin palabras.

Pero si tú eres experto, yo también lo seré,

o al menos lo intentaré.

 

Tal vez sea masoquismo,

no lo sé.

Tal vez suene contradictorio,

no lo sé.

Tal vez esté perdiendo la cabeza,

de eso no hay duda,

pero es por tu culpa.

 

Quiero redirme,

pero debo luchar por mi honor.

En el fondo sé que perderé,

al final, tú eres más cruel,

pero no me voy a retirar

sin hacer mi última jugada.

Comentarios2

  • RODRIGUEZ NUEZ

    el que se enamora siempre esta en desventaja, a merced del desden, pero
    quien no arriesga no gana,

    bonitos versos

    Milton

  • el inspirado

    El amor siempre es complicado...saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.