Hermes Antonio Varillas Labrador

“Cuando el amor conoció la razón”

“Cuando el amor conoció la razón”

  • Hermes Varillas Labrador

 

Y deseas fervientemente

en suerte de solución

amar ahora con la mente

y pensar con el corazón

sólo te puedo responder

sin nada de animadversión

en el momento que el amor

conoció a la bendita razón,

en ese momento perdió

su sabor, su gracia y sazón.

 

Sin embargo mereces atención

y te doy una segunda opinión:

 

Aunque tenga su razón de ser

y sea muy sabia la naturaleza

lo que les voy a plantear

no es juego de la ciencia

es lógica razonable derivada

de la útil experiencia.

 

Que no es ni mala idea

tener el corazón en la cabeza

y en el pecho el cerebro

aunque parezca una rareza;

de tales cambios de roles

tendríamos nobles consecuencias

el pensamiento sería todo amor

y amaríamos con inteligencia.

 

873           25/09/2014

 

Disponible en: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10203881636615760&set=a.2482404013892.133510.1066336291&type=3&theater

Comentarios3

  • Miriam Inés Bocchio

    El corazón manda en cuestiones de amor Potositos y por más que razonemos la solución de un sentimiento nunca lo encontraremos.
    Abrazos de Inesita

    • Hermes Antonio Varillas Labrador

      Gracias Inesita por tu valiosa opinión. Es razonable que en cuestiones de sentimientos y de amor, el capitán gobernante sea el corazón.
      Abrazos de vuelta con el mismo aprecio.

    • JADE FENIX

      Pucha amigo, yo amo con el corazón, y aunque la razón me guiñe el ojo, nunca le presto atención.
      Excelente como siempre mi querido amigo en tus letras.
      Un placer leerte.
      Un fuerte abrazo.

      • Hermes Antonio Varillas Labrador

        Ja ja ja, eres ocurrente mi querida Jade, algo nuevo para incluirlo en poesía, en el Diccionario Poético, por ejemplo...
        Desobediencia: Insistente pero inútil e infructuoso guiño de la razón pidiéndole al corazón que cambie de decisión y de dirección. ( - Gracias: Poetisa Jade Fenix)
        Un fuerte y virtual abrazo de vuelta con el mismo afecto

      • Alexandra L.

        Cuando el corazón toma el mando, el cerebro sigue sus ordenes, y el amor es dueño. Grata lectura.

        Feliz tarde, Alex.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.