angelillo201

Adiós Raquel (elegía a una amiga de alfondeguilla.)



Adiós Raquel (elegía a una amiga de alfondeguilla.)

 

Ésta tierra que pobremente ocupo  en Alfondeguilla, abierta a golpe de azada y sin derecho a agua, esperando  ver como obro el milagro del pago que adeuda.  Me mira ésta tierra de forma triste y  cenicienta, enredada  en mis pies como las zarzas que cubren   los dos limoneros del fondo, con sus frutos tristes  que  son iluminados por  la tarde  cada ocaso, donde las últimos rayos  del sol tienden  un arco hasta los tejados del pueblo, llegando  hasta  el último extremo, la   casa que te acogía en calidad de desahuciada.  Casa puerta con puerta, vecindad auxiliadora  de lo que fue el Refugio, negocio y casa que cerraste y que ahora nadie ocupa más que las telarañas y tu infinita  ausencia.  Allí  fue donde nuestros ojos se cruzaron, como en el horizonte   mar y cielo que los une. Los tuyos, un inmerso cielo, un tesoro marino que siempre señalabas,  y que ahora flota oculto bajo las profundidades de la tierra. Los míos negra tierra sobre la que me mezo , entre pájaros asomados en  las deshojadas ramas de los naranjos que no cantan, que están inquietos presintiendo  algo.

 

Adiós, adiós Raquel,

Adiós amor de ojos claros

cuya despedida me ha cubierto de dolor y sangre,

mientras me ahogaba en un café en un bar.

Ofelia del secano,

de la almendra y de la viña,

de mi huerta vacía que  transito,

dejando una huella

cada día más pobre y más hundida

  que no espera coger ningún fruto.

Un día te dijiste:

Todo pasa ,

y pasó,

Incluso  la última razón para vivir.

Adiós, adiós Raquel.

Tu te has ido tranquila y soñadora,

yo me quedo sobre esta tierra furioso y sanguinario.

Adiós, adiós Raquel.

Espero alcanzarte pronto

 

 

 

Ángel Blasco Giménez. No ha sido un suicidio ha sido la crisis, hace un año la visite, estaba arruinada y viviendo con su vecina, de su visita me fui alarmado, hice  un escrito y un vídeo.

Comentarios3

  • nelida moni

    Muy triste apena mi espíritu esta
    historia que aportas, desde esta realidad que toca de cerca tu ser y tienes el valor de compartir
    Un abrazo desde Argentina
    Nélida

  • angelillo201

    gracias, me ahogo, me siento tan impotente. veo sus ojos, sus ojos azules, y no doy abasto a cubrir la desgracia,

  • LUIS ADONAY VENEGAS LEYTON

    Yo también veo esos ojos triste de tu amiga que también yo la veo por tus escritos. ¿ Cuántos ojos triste he visto en esta larga vida?... Cuánto más tristes han sido cuando veo esos ojos caminando junto a una tierra abandonada.
    Siempre me toca mucho lo que escribes.
    Saludos
    Purenino



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.