Yaravi

Vida

 

La vida me enseño a

no negar ni afirmar, siempre tener dudas

que entre los amigos se esconde algún judas

que ser rebelde no es ser malcriado

ni despacio ni acelerado, ritmo constante tu calzado

que una música en el alma abrirá heridas

que puede ver tropiezos, no caídas

a no confiar en toda la gente

a ser natural que artificialmente

que los actos superan discursos decentes

a crecer lentamente que ser grande temporalmente

a ser sincero y transparente y no dos caras que mienten

a ser pobre y decente que rico y delincuente

a ser calmado y paciente que atronado y prepotente

a ser eficaz y eficiente que inepto e insuficiente

que la vida es una flora que su futuro depende

de como de maneje su presente...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.