Emperador Azul

Ausencia.

Boveda celeste teñida de rojo,

cruel destino el de la tarde

nace y muere cada día,

Igual que tu recuerdo

en mis pensamientos 

y llega y la ultraja la noche,

y la agovia, y la mata poco, lento 

pero nunca termina... 

y repite en mi, los mismos actos 

tu descarada ausencia...

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.