Condorcanqui

BAJAMAR

 

Breve aire de alta mar

es mi alma enamorada.

 

Me sueño copulando

con sirenas extranjeras.

 

Sin puerto a sotavento

navego aguas negras.

 

Mi barco ha encallado

en tierra de sus padres.

 

La arena va cubriendo

los restos del naufragio.

 

La brújula destrozada

ya no dice donde amar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.