Poeta sin alma

El Triste

Miro el paisaje con la cabeza abajo
y siento el viento que corre arriba;
pensando en tu pose de mujer altiva
se quiebran mis sentimientos de tajo.

Y así caminando voy triste y cabizbajo
como un pedazo de roca viva;
con el alma quebrada y pensativa
buscando hacia la muerte un atajo.

Asolada y en blanco queda mi mente
que casi puedo escuchar las sirenas
son clavos que se hunden lentamente.

Y en silencio, iré sollozando mis penas
caminando por la calle tristemente
respirando nostalgias, respirando apenas.

Comentarios2

  • JADE FENIX

    Muy bueno amigo, como todo lo que te leo.
    Un fuerte abrazo.

  • alma_28

    muy buena reflexion
    todo un placer leerte

    un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.