atxa

Tres colores

Rojo color de mi sangre

de lucha in extremis

hasta un cambio inevitable

 

Amarillo de la flor

de la primavera de Neruda

calor eterno de la revolución

 

Mis labios en cambio

son rojos rosados

mas sólo pido una cosa

tíñelos de morado



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.